UNA OBSERVACIÓN DE TWAIN
La buena educación consiste
en ocultar lo mucho que pensamos en nosotros mismos
y lo poco que nos preocupamos de los demás.